Apagá el celular Polilla!

_MG_4097

Peñarol recibió a Huracán de Argentina esta noche por la segunda fecha del grupo 4 de la Copa Libertadores en lo que era el primer partido de local en la competencia. El partido se jugó ante aproximadamente 35.000 personas que se fueron totalmente decepcionadas por la derrota y por el espectáculo en sí que dio su equipo.
Creo que todos (o la enorme mayoría) de los hinchas de Peñarol tenemos que estar recontra calientes con lo que fue el partido de hoy. Si el fin de semana pasado nos habíamos quedado tranquilos porque mal o bien, el equipo había intentado de buenas formas, hoy fue un verdadero desastre.

Para empezar, Huracán clavó de movida aprovechando un nuevo error de Tomás Costa que dejó una pelota corta y Romero Gamarra sacó un tremendo zapatazo que no lo sacaban ni Guruceaga y Frascarelli juntos. Por supuesto que pasó lo que últimamente le pasa siempre a Peñarol cuando arranca perdiendo: se puso nervioso y empezó a hacer más cagadas.

El aurinegro se pudo acercar con un tiro libre de Forlán que pasó cerca y minutos más tarde un remate de Maxi Rodríguez, esta vez en movimiento, pasó besando el caño derecho del arco rival. En ambos tiros parte de la hinchada gritó gol.
Más tarde en el primer tiempo, se lesiona Valdéz y pareció incrementar el desconcierto de Peñarol y en opinión de este humilde servidor, se vieron dos errores consecutivos de Da Silva. Primero, no tener un zaguero en el banco, y segundo, sacar a Maxi Olivera del lateral. No por el ingreso de Gianni Rodríguez en sí (aunque no hizo nada) sino por privar al equipo de un tipo con salida por la izquierda. Pero qué sabemos nosotros, verdad?
Luego, lo insólito de la noche. En pleno ataque de Huracán, Guruceaga le hacía de “enfermera” a un rival que estaba tirado en la esquina del área. El tipo vio el arco libre y obviamente pateó y metió el gol. El árbitro, suponemos que entendiendo que era Fair Play o algo parecido, paró el partido sin validar el gol. Guruceaga: te banco loco, pero atendé el partido papá!!!! Vamo arriba, tamo?

Para el segundo tiempo se queda Maxi Rodríguez en el vestuario y sale Palacios a la cancha. Muy poco pudo hacer el joven delantero por salvar a Da Silva como lo hizo antes con Bengoechea. Le falló.
Peñarol pareció más ordenado pero totalmente carente de ideas. L a realidad es que no daban tres pases seguidos y parecía que el gol estaba lejos. Pero hubo una chance clarísima de Murillo que luego de un centro medido cabecea con arco libre pero se ve que le apuntó al arquero. Mal partido del colombiano también que por momentos se le ve perdido y/o desconectado en la cancha.
Huracán cedía pelota y terreno pero Peñarol gentilmente le cedía la pelota nuevamente. Las chances en el segundo tiempo eran muy esporádicas. Un nuevo tiro libre de Forlán que pasa cerca y una buena jugada también del delantero que rebota el arquero con buena tapada. Del otro lado, los argentinos se acercaban de contragolpe y Guruceaga pudo defender con doble atajada.

El tercer cambio de Peñarol fue a la postre otro error de Da Silva. Metió a Affonso por Aguiar que había defeccionado, y pasamos a jugar con tres delanteros centro más la presencia de Forlán que obviamente si tiró atrás. No había forma que le llegaran buenas bochas los delanteros y carecimos de todo tipo de desborde. Sobre el final con Guillermo que se sumaba como un cuarto “9”, casi llegó el 0-2 pero la pelota de Ábila pegó en el palo.
La verdad es que Peñarol no jugó bien y por momentos fue un equipo absolutamente desordenado y sin ideas. Un desastre. Los hinchas se fueron bastante calientes y decepcionados ya que la Copa Libertadores es una obsesión.

COPA LIBERTADORES – GRUPO 4 – SEGUNDA FECHA

MARTES 1 DE MARZO

Peñarol 0-1 Huracan

Cancha: Estadio Centenario
Árbitro: César Ramos
PEÑAROL: Gastón Guruceaga, Matías Aguirregaray, Carlos Valdez (37′ Gianni Rodríguez), Guillermo Rodríguez, Maximiliano Olivera, Nahitan Nández , Tomás Costa, Maximiliano Rodríguez (45′ Cristian Palacios), Luis Aguiar (75′ Mauricio Affonso), Diego Forlán, Miguel Murillo.
Suplentes: Damián Frascarelli, Marcel Novick, Nicolás Albarracín, Martín Luque.
DT: Jorge Da Silva

HURACÁN: Marcos Díaz, José San Román, Luciano Balbi, Mario Risso, Luca Sosa, Cristian Espinoza (69′ Carlos Araujo), Mauro Bogado, Alejandro Romero Gamarra, Mariano González, Ezequiel Miralles (80′ Ramón Ábila), Lucas Chacana (57′ Daniel Montenegro).
Suplentes: Matías Giordano, Lucas Merolla, Matías Juárez, Germán Mandarini.
DT: Eduardo Domínguez
GOLES: 8′ Alejandro Romero Gamarra.
AMARILLAS: 48′ Ezequiel Miralles (HUR), 72′ Marcos Díaz (HUR), 77′ Mauricio Affonso (PEÑ)

Anuncios

Un comentario en “Apagá el celular Polilla!

  1. Solo discrepo con una frase de la nota…. “por momentos fue un equipo absolutamente desordenado y sin ideas”, demasiado bueno decir que “por momentos” cuando fueron los 90 minutos de descontrol!!!
    fuerte abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s