Nada pero mucho

 

 

Que lindas son las noches de Copa Libertadores, tienen un “no sé qué” que las hace muy disfrutables. Y la de ayer no fue la excepción. Mas allá del 0-0, y de las contadas llegadas que hubo, fue un hermoso partido de ver.

 

No me convertiré en un gran observador al decir que las velocidades cambian en la copa a lo que es lo local. Y a Nacional le costó mucho acostumbrarse. Corinthians manejó la pelota en los primeros 20 minutos y pasando la zona de la mitad de la cancha con buenos desmarques y toques de primera, cosa que una inteligente y efectiva presión de Nacional en momentos claves y bien estudiados lograron impedir que haya peligro en el arco de Conde, pero no permitió que Nacional generara nada adelante ya que estaba “contagiado” por esa velocidad que planteaba el timao y obvio, no está acostumbrado.

 

De a poco fue haciendo pie en el partido, y Corinthians (que si es un gran equipo ayer no lo demostró) se fue quedando sin mayores ideas y acciones.

Con un par de llegadas malogradas con tiros erráticos y esos momentos donde se sacan 3 o 4 corners de corrido, Nacional definitivamente volcó la balanza a su favor pero sin generar ésa jugada que torciera el score.

La más clara (y tal vez única del primer tiempo) fue del diente que controló en diagonal al área y a la salida del golero definió al segundo palo pinchando la pelota y se fue apenas.

 

Nacional se redujo a eso, a controlar el partido, a presionar de manera muy sacrificada, pero a la vez muy inteligente para desgastar lo menos posible, en lugares y momentos estratégicos. Y después que López se manejara arriba como pudiera con un Barcia que estuvo bajo y no lo acompañó del todo bien.

El segundo tiempo fue igual, timao ya no llegó, y Nacional tuvo un cabezazo y algún que otro tibio intento. A medida que pasaba el tiempo a Nacional parecía que no le desagradaba terminar con su arco en 0 y a Corinthians no le parecía mal salir con un empate de Montevideo.

 

Creo que el bolso pecó de no tener mucho banco, de ser un equipo de 12 o 13 jugadores y no más. Creo por eso es que Munúa no hizo ningún cambio a pesar de ver a un Romero muy cansado a mediados del primer tiempo y de un Kevin que se notaba estaba descoordinado a sus compañeros en movimientos y hasta en actitud.

diente

Una mala noche de Ramírez que hizo ver mejor el laburo que hicieron Fernández y López.

Y hablando de malas noches, lamentablemente hay que destacar a Fuci que otra vez no dió la talla. Jorge tiene algún que otro cierre a tiempo y relevos hechos de buena manera; tiene una subida constante pero suele fallar en la resolución y no es garantía de cierre en el fondo.

fuci

Pienso que Carballo hubiese sido un buen cambio, más que nada para descanso del colo y tal vez Tabó o Barbáro por Kevin. Además sin contar que seguramente el partido dentro de una semana sea de mucho desgaste para Nacional.

victorio.jpg

Aplausos de pie para Victorio que es una fiera y hasta se cargó a veces la salida del equipo después que Porras con el paso del tiempo dejó de ser salida para el equipo.

Un resultado que no es para nada malo, te deja la serie abierta, y con ese detalle que últimamente nos viene bien a los equipos uruguayos que es jugar al contragolpe a buscar ese gol que en este caso complicaría mucho al local.

 

Carlos A. Silva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s