SALUD CAMPEÓN!

Plaza salió campeón del Clausura y fue una gran alegría para varios.
Por supuesto que me incluyo.

Han dicho en todos lados prácticamente lo mismo.
Es más, los diarios metieron el mismo título.
¨Campeón del siglo¨.

En estos días escuchamos y leímos reiteradamente tres palabras:
¨Humildad¨, ¨Sacrificio¨ y  ¨Esfuerzo¨.
Según la prensa especializada, las claves de este GRAN triunfo.
Y es verdad, esto lo tuvo.
Pero no fue solo eso.

Estas tres palabras, son constantes y pilares en casi todos los clubes de nuestro fobal.
O podemos negar el esfuerzo del jugador de Villa Teresa, Fenix, Rentistas, River, Racing, etc etc.
Claro está, como el periodismo solo ve lo que viven los ¨grandes¨, cuando suceden casos como este de Plaza pareciera que abren los ojos.

Esas tres palabras son REALIDADES de nuestro fobal.
Y con eso no se ganan Torneos.
Podrás ganar partidos, pero no campeonatos.
Plaza tuvo mucho más que esto!
Y nadie lo dice…

Veámoslo, y sino están de acuerdo, a manejarse.
A mí me pusieron para escribir.
No las voy a enumerar, porque todo me parece un conjunto, así que empecemos.

Plaza viene con una base armada.
Apellidos como Dawson, De Ávila, Villoldo, Redin, Malán, Dibble, Ferreira, Waller, Caseras, y quizás me olvide de alguno más.
Sumándole al técnico Eduardo Espinel.
Un nombre y hombre de la casa.
Al cual, cuando tocó fondo el equipo, la dirigencia lo bancó.
Una cosa que sabemos, no es habitual.

Cuando nombramos a los jugadores, hablamos mínimo de 6 titulares hoy.
Así que vienen hace un año juntos, con una idea plasmada y conocida.

A esto, las contrataciones no fueron por traer y comprar como sucede habitualmente.
Fue sustituir jugadores importantes que se fueron como Vega o Freitas con jugadores de similares características, como por ejemplo Milesi y Rivero.
Para así mantener, por sobre todo, la identidad del equipo.

Por supuesto, llegaron también nombres fuertes e importantes.
De esos que uno de afuera veía y decía: “Van de titular”.
Como el “Chirola” Bogliaccino, Puppo o Leal.
Y no fue así.
El equipo rendía y respondía.
A diferencia de otros clubes, los nombres sumaban, aportaban.
Contar con ellos desde el banco no era una presión, sino que un privilegio.

Esto es espalda, carácter, apoyo dirigencial.
Es sentimiento grupal por encima de lo individual.
Cosas que no siempre son fáciles de tener.
Es querer y dejar trabajar.

Se priorizó la idea y el funcionamiento ante todo.
Pelota al piso, siempre intentar salir jugando.
Desdobles por las bandas, jugadores de buen pie en el medio (antes que marca) y un goleador, que como se dice anda ¨dulce¨.
Jugadas trabajadas de pelota quieta, orden táctico.
Encarar sin miedo a perder.
Confiar siempre en el grupo, en la idea .
No llorando por los rincones como otros.

En fin, para mí, no son solo las tres palabras que escuchamos todos estos días.
Es esto y mucho más.

Plaza hizo historia.
Y como Defensor en el 76¨ nos demostró que se puede!
Bien merecido lo tiene y va por más.

Colonia feliz.
Gral Flores de fiesta!

Y Carlos Gutiérrez en MVD también.

 

SALUD CAMPEÓN!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s