Danubio 2-1 Nacional

Arrancó el torneo especial para Nacional y para Danubio pero nada de especial tuvo el resultado del partido que se jugó en jardines.
Ganó el local 2-1 como hace exactamente 152 partidos viene pasando.

En un juego extraño, ya que los mortales solo pudimos asistir al segundo tiempo por estar trabajando, cuando me siento en casa a verlo y prendo la tele, ¡sorpresa!: estaba Scelza. Ahí mismo voltié mi cabeza y le pregunté a mi compañera: “¿no habíamos volteado a Tenfield?” 
Luego de varias explicaciones que me dió sobre la votación de hace unos días ahí caí que en realidad seguía el reinado de la T con esos azotes que nos da a nosotors haciéndonos escuchar a este tipo, que te hace sentir cual exclavo egipcio haciendo las pirámides. ¡Pero peor aún! No era JC, ¡era Muñoz! 
A eso súmale que cuando veo salir al cuadro estaba con esa camiseta que no quiero decir que es horrible porque tiene ese escudo tan hermoso sobre el corazón, pero casi. 

Cuando había visto las imágenes en las redes le quise dar un voto de confianza con eso de “capaz puesta se ve mejor” pero no. Fue peor ya que la unión de frente con espalda esta mal lograda toda “cortada”. Me extraña de la gente de los rombos que siempre fue tan clasica y con buen gusto.
Igual me dije, va ganando Nacional, con gol de Viudez, todo está bien.

Pero no estaba bien; el partido era una porqueria (el segundo tiempo, el primero no lo vi ni escuché) y para peor en 10 minutos ya lo estábamos perdiendo por dos macanas en el fondo. 

Primero un centro que pasa toda el área y nadie cierra, o cierran pero con la lentitud mía en el fútbol 5. Y después con una pérdida de pelota en campo rival y con el equipo tan mal parado que hasta el cuadro de baby de la vuelta de casa les haría un gol, es que Juan Olivera mete su segundo gol.

A partir de ahí un partido sin sentido. Malo. Recién al final hubo dos jugadas de gol generadas por Ligüera y Ramirez, que si uno rápidamente se pone a pensar uniendo el hecho de lo mal parado del equipo cuando recibió los goles y que estos jugadores que generaron algo estaban en el banco, podría pensar de un mal armado por Lasarte. Pero repito, es solo una leída muy rápida de alguien que vio solo la mitad del partido y encima con un bebé llorando al lado (el trabajo de padre no termina nunca por suerte)

Asíque en cuanto a resultado: más de lo mismo. En cuanto a juego en jardines: más de lo mismo. 

Nacional que ya arranca con dudas y un Danubio que puede aprovechar para protagonizar este torneo desde temprano habiéndose sacado de arriba un obvio competidor por la copa.
Carlos A. Silva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s