Y un día Nacional volvió a ganar en el Viera

Ahora solo falta volver a ganar en el Troccoli, en Jardines, en Belvedere y falta jugar alguno en el Roberto y en el Abraham Paladino (por nombrar alguno). El Franzini no se nombró por qué ahí Nacional gana siempre, al menos si juega contra Defensor. 
Volviendo al partido en sí, o yendo al mismo, un partido más que Nacional no da serenidad del todo pero que muestra algún indicio de que algo hay y que se puede ver con esfuerzo un poco de luz al final del corto túnel que es este campeonato especial. 
Otra vez varios cambios, afuera Ligüera y adentro Viudez. Afuera Silveira, adentro Fernández. Se insistió con el tema de Otalvaro por derecha y correrle la cancha a Fuci y llevarlo a la izquierda. En el centro se repitió la cosa con Victorio y Polenta atrás y Arismendi y el colo en el medio. 
Y se volvieron a repetir esas jugadas tontas atrás que han costado goles en estos partidos. Más allá que “Wander” era más, y jugaba muy bien con el 9 rebotando perfecto pelotas y los del medio comandado por Nacho llegaban bien, no fue hasta el error tonto o torpeza de Otalvaro y Lozano que pidiendo lateral a favor se acercaron a la línea y les sacaron rápido y quedaron mal parados con marcas sin tomar. Nace un tiro que rebota hacia el otro lado y a las 14 1-0 para el local, y ya se preveía otro infoerno tricolor.  
Sin ser mucho, “guander” era más y Nacional, que tenía a un Viudez desenchufado y a Lozano que volvió a ser el de siempre el Nacional y eso es apagado y tosco, pudo encontrar en una jugada que él Fuci se mandó como loco hasta el fondo con muy buen tino y sentido cosa que ha carecido últimamente, mete el centro atrás y en el primer palo Kevin (ex guander, atentos) empata. Minutos depsues similar jugada solo que el cierre es con tremenda mala liga del central del bohemio que pica mal la globa y le rebota y se mete. 1-2 en 34 minutos y todo era “injusticia”.
Segundo tiempo igual, poco de Nacional y más noción de guander. En una de esas jugadas que sí pudo armar el local, surge el penal; exagerado, pero bien pitado. 

En ese momento el ataja penales hizo gala de de apodo de ataja penales y atajó el penal (repetitivo ¿no?).

Ahí se pinchó guander y ya no hubo más partido. Si había algo de emoción era solo por el historial de Nacional de mandarse macanas en defensa. 
Pero LA macana del día se la mando el central del local, que pobre, recién había entrado y pisó mal la pelota y le quedó a merced de Ligüera (había entrado por Viudez) y metió un golon con gran recurso, pegándole desde afuera así como había quedado la pelota, sucia. Y él la limpió pegándole desde ahí y metiéndola por arriba de Burian que andaba adelantado.
1-3 y tranquilidad para Lasarte y todos los tricolores que tenemos que volvernos a acostumbrar a ganar más seguido.
Carlos A. Silva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s