Tranquilidad gente

Hoy estoy más tranquilo y no hablo del resultado de ayer sino de otras cosas.
Nacional ganó otra vez como hacía varios partidos no pasaba. La verdad es que ganamos por culpa del rival ya que Wanderers jugó más y mejor y dicen que quien hace esto merece ganar, solo que ayer no ganó. Wanderers lateralizó mucho la cosa y cuando tenía para dar un golpe siempre se esfumaba y no por el accionar de la defensa de Nacional precisamente.

Yo particularmente venía de una semana bien calentito. No solo me había perdido el “clima clásico” previo por motivos que no vienen al caso, sino que me tuve que fumar un partido espantoso y para peor (y en contra de todos los nacionalóficos [tomá matinee]) con un desenlace horrible. No quise escribir sobre esto ya que un colega mío ya había subido una gran columna al respecto (Mírala acá) pero claramente no me gustó nada de todo lo que pasó en el clásico.
Es que Nacional había perdido su forma (si es que tenía una, que yo creo que si) y eso no lo podía tolerar. Lo había hecho ese miércoles y el domingo anterior contra Boston River.  

No solo en métodos sino en actitud Nacional falló en dos partidos seguidos, y eso es perturbador para mí como nacionalino (¿como estuvo esa matinée?). Voy a dejar afuera las actitudes cansinas de algunos el domingo pasado y las vehementemente estupidas de otros dos tipos del miércoles, me preocupo el festejo desmedido del gol clásico. No entro en la polémica de “sos un gil, festejas un empate” porque hay distintos empates, obvio que en ese caso “servia” empatar, pero: ¿Que es eso de tirarse a festejar el gol de Aguirre y quedarse ahí a esperar que pase el tiempo? ¿Acaso no les enseño nada el chino Recoba hace un tiempito? Yo creo que ese accionar resume toda la actitud (errónea por cierto a mi entender) con la que Nacional venía a jugar contra quien venía segundo el día de ayer.

Y digamos que después de un partido donde lejos estuvimos de hacer lo que podemos aún así yo hoy me quede más tranquilo porque algo se retomó. 
Fuimos dominados todo el tiempo, más aún después del gol de Palacios (que digamos la verdad, no he visto la columna del show de goles de MQF pero ese gol es todo todo todo de Conde) que el nerviosismo se apoderó de la tribuna y se traspasó a los jugadores. 


Era todo murmullo, incluso cuando el colombiano empezó a correr sin rumbo en la jugada que terminaría en gol, la tribuna le propinaba cosas como: “largala burro antes que la pierdas” o “no sabes qué hacer colombiano, andate”. Por suerte para los intereses de los nacionalinos (¿y esa?) terminó en gol y la calma se apoderó.


Después fuimos eso, calmos. Superados en juego, pero calmos. Acaso el susto del gol que le anulan a Wanderers casi nos carcome pero llegó rápido después de eso el gol de Hugo “intento hacer todo bien y enamoro pero aún me sale todo mal” Silveira. 
Esta vez los cambios en Nacional digamos que surgieron efecto, es obvio lo de Ligüera que entró obligado por la lesión de Fernández y también entró muy bien el seba Rodriguez (sigo sin saber si ese es el apellido, pero me refiero al que jugaba en Liverpool), lo que si hubiese cambiado yo es a Kevin que a pesar de meter el centro del segundo gol parecía que él pensaba que aún estaba jugando contra Peñarol y andaba re contra cag…desaparecido digamos. Yo hubiese puesto a Lozano en su lugar. Ah, cierto que no estaba porque es un burro mental en cuanto a lo futbolístico; ta, mala mía entonces, bien Lasarte.

La cosa es que se ganó, y más importante parece que se salió del modo ahorro en el que habíamos entrado. 
Capítulo aparte es todo este temita de la organización que la verdad a quien sea que esté a cargo de esto les digo: la verdad que no se te está dando mucho. Yo que vos (o uds) haria un test de orientación vocacional porque esto que están haciendo seguro lo hacen sin ganas. 
A todo lo vivido en partido anteriores que comente en alguna columna pasada le sumamos esto de que ayer llego al estadio (vuelvo a las canchas después de todo lo sucedido) y me encuentro con esto:


Si, una cola tremenda para ingresar a la tribuna América (no es de concheto que voy ahí, ahí tengo mi butaca en el parque). 

Te sacan las ganas loco. Vuelvo a repetir: soy un tipo bien, quiero ir a un partido donde vamos a ingresar 1000 personas en ese sector como mucho, no me hagas hacer una cola tremenda encima para hacernos un chequeo minucioso con un detectametales que no le pasaste a la mochila de mi nena de 3 años que ella llevaba solo porque imaginaste que en un bolsito con forma de búho y rosado no podía haber un arma. Déjense de joder y por favor agárrenselas con quien corresponde porque además de que lo que vamos a ver es un espectáculo espantoso ustedes la complican más que sigamos yendo con estas acciones. 

Te resumo todo con la frase de mi hija cuando íbamos llegando al Centenario:
“Papá, vamos mejor a la cancha de Nacional, en la cancha de Uruguay hay que hacer cola”
Hasta ella se da cuenta que esto es una estupidez. Imagínate la cantidad de mentiras que tuve que decirle a ella cuando en un Nacional vs Wanderers me pregunto qué era eso que me pasaban por el cuerpo y porque yo tenía que levantar los brazos. 
Carlos A. Silva

Anuncios

Un comentario en “Tranquilidad gente

  1. Bravísimo Silva!!! Aunque metiste Nacionalinos dos veces. Estoy con la del Show ahora y justo ese me pareció un golazo. Voy a verlo con más sentido crítico hacia Conde entonces.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s