Preocupante futuro

Amigos de MQF, todo bien? Nosotros no tanto. Hoy ha sido un día en el que no nos hemos entendido en el grupo de whatsapp y de ese mal entendimiento es que salió esto de las columnas Bolso y Manya, Manya y Bolso que les prometieron hace un rato. Así que acá estamos para no dejarte con las ganas y para no quedar como unos vende humo.

Me cuesta mucho analizar los partidos de Peñarol cuando voy al Estadio o al CDS, y más aún tratándose de un clásico, partido que por lo general te saca los nervios, emociones y la pasión a flor de piel, salvo que seas el robot de mi colega que hizo la otra columna. Miré el partido con la mayor atención posible y me fui con una idea del Centenario. Después prendí la radio y escuché a un par de comentaristas. Después miré un poco el twitter a ver que onda y algún que otro comentario en la televisión. Descubrí que había visto el mismo partido que los “profesionales”. Ningún mérito, ya que lo que pasó en la cancha había sido bastante obvio.

El hincha de Peñarol tiene que estar preocupado por lo que le está pasando al equipo en esta etapa crucial del campeonato y de la copa. Desde la lesión de Gargano, y acá no quiero decir que sea el desencadenante sino que lo pongo como un hito cronológico para ubicarnos, el equipo está con rendimientos decrecientes. Meterle 3 a Fénix no es ninguna proeza. Con este plantel hay que meterle 3 a todos, menos ponele a Defensor, Danubio y Nacional que son equipos más armados.

Lo de Peñarol ayer fue muy malo. Antes de arrancar el partido tenía mi idea que no éramos “banca” como en clásicos anteriores, pero pensaba que iba a ser más parejo. Cuando terminó el partido, veníamos intercambiando opiniones con un amigo y nos parecía que Peñarol no había tirado córners. Confirmado eso mientras miraba “Pasión” y donde vi también que en tiros al arco fuimos 1 vs 5. La mitad del vaso llena, metimos 100% de efectividad.

Nadie entendió lo de Fidel Martínez. Lo puso por las características de los defensas de Nacional? Para que les ganara en velocidad? Bueno, las dos pelotas que le tiraron Guzmán Corujo, que es bastante más pesado que el liviano ecuatoriano, se lo comió en dos panes. Bien sacado en el entretiempo por Palacios que tampoco pudo hacer mucho. No da para hablar del primer tiempo ya que fue muy malo.

En el segundo tiempo arrancó mejor Nacional generando tres chances de gol en cinco minutos. Para lo que había sido el partido hasta ese momento, era una locura total. Así como el hincha de Peñarol se preocupaba cada vez más, el hincha de Nacional me imagino se entusiasmaba con el arranque del su equipo. Pero no contaban que a la primera que iba a tirar Peñarol, la iban a tener que ir a buscar adentro. El tiro libre del Cebolla, que confesó no haber querido hacer eso, se mandó por abajo de la barrera y se metió dando dos saltitos. Locura total en la tribuna aurinegra y el partido que cambiaba.

Miraba el reloj y faltaba mucho. Presagio de sufrimiento que se confirmaba en los minutos siguientes porque sabido era que Nacional tenía que ir a buscar el empate pero Peñarol no aprovechaba el adelantamiento del rival. Siguió sin poder generar nada claro y por supuesto sin patear al arco. El equipo cansado se notaba que prefería aguantar el partido. Pero se vino el rival con un despliegue físico superior y volvió a generar chances. La del gol fue una jugada donde falló toda la defensa de Peñarol y alguno de sus integrantes lo hizo por duplicado. Al que le caen las mayores culpas es a Lucas Hernández que se ve superado por la pelota y no cierra como pedía la jugada (sí, las jugadas piden cosas según los expertos). Lavandina perdona a la primera pero el Zorrito estuvo más fresco y despierto que los cansados defensas y atacó el balón (también dijeron eso los expertos).

El pecado de Nacional, que había jugado mejor, fue no poder ganar el partido. No pasó por arriba a Peñarol pero sí jugó más y propuso mejores cosas que el aurinegro que se vio superado pero por sobre todo, cansado y como sin posibilidades de hacer otra cosa. Quiero pensar que así como los hinchas de Peñarol se fueron preocupados por el declive futbolístico teniendo en cuenta lo que se viene, los hinchas de Nacional se fueron calientes porque desaprovecharon una chance favorable de ganar el clásico y liquidar todo. Otro que decepcionó fue Fedorzuk, conocido pica partidos, tuvo un día mas bien tranquilo. Los jugadores colaboraron bastante para ello, sin faltas feas ni protestas desmesuradas. Si habrá sido malo e intrascendente el partido que la estrella del lunes es el canchero del Estadio por el círculo mal hecho del cual no seguiremos hablando en esta columna.

Ahora Peñarol se tiene que procupar por ganarle a Libertad el jueves y eso ya es bastante decir.

Germán Bello. MQF.

Anuncios

3 comentarios en “Preocupante futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s