Llegó el primer africano de verdad

En esta novedosa, gran y para nada presionante idea del jefe porque elijamos una selección y escribamos sobre ella, me toco el turno de trabajar.

Me fui por Senegal, usted dirá que estoy loco, o que simplemente lo elegí porque no quiero trabajar mucho (algo de esto puede haber), pero en realidad varios factores me impulsaron a este seleccionado.

Primeramente, a todos nos caen bien los africanos, aunque lo pongamos en duda, pero en el fondo a todos nos caen bien.

Pero los africanos de verdad (y acá me zarpo porque hago referencia al título). Esos que vemos las tribunas y contagian alegría, los que cantan y bailan en la tribuna, se pintan, meten coreografías, no les importa un carajo cómo y cuánto va de partido, están de todos los colores posibles y hasta alguno ni lo ve, lo que importa es todo lo demás.

Que los que entran a la cancha son todos africanos de verdad (y acá me limito a extenderme porque la sociedad está muy sensible y me tildaran de racista) y con un técnico también africano de verdad.

Las imágenes y el video del amigo JohanVevo afirman estos conceptos.

Y a todos estos condimentos le sumamos que el plantel que tienen, en nombres, suma y mucho, algunos de ellos por ejemplo son Mané, Koulibaly, Diouf (que debe ser Gonzalez allá), Niang entre otros.

Por esto me fui con ellos y tan mal no me fue, hasta me hicieron embocar mi primer resultado en la penca 💪🏾.

Luego de esta introducción, aclarando la elección, y seguro usted hincha un poco por ellos también, nos vamos metiendo en el partido.

Polonia tiene un plantel con algunos nombres interesantes, pero me da esa sensación de ser la típica selección que le das un pedazo de confianza y te caga la penca, y así fue para varios. Nombres como Lewandowski, Sczezny, Krychowiack, Piscek, y alguno más conforman esta selección plagada de apellidos con consonantes y muy difícil saber cómo se escriben.

El primer tiempo arrancó parejo, los Europeos buscando jugar en base a la posesión del balón, sin mucha sorpresa, muy anunciados y bien tácticamente. Por el contrario, los africanos con transiciones rápidas, no muy correctos tácticamente, pero con un físico característico que muchas veces suple este problema, o sea rápidos, técnicos, pero cuesta que se organicen.

Fue más incisivo Senegal, con alguna llegada esporádica, creando más peligro que los polacos, pero con un Mané muy bajo en su nivel, lo que llevaba a que cueste mucho la claridad y generación de ataque.

De todas formas era entretenido el partido, y de casualidad los africanos se encontraron con el primer gol. Un tiro que no valía dos pesos, rebotó en un polaco que estaba por ahí y 1 a 0 el partido, sobre los 37′ del primer tiempo. Era justo, pero si se iba empatado el primer tiempo, también estaba bien (un poco contradictorio esto, pero créame que fue así)

Polonia salió un poco mejor el segundo tiempo, pero le costaba realizar el último cambio de ritmo o ese pase de ruptura para llegar al arco de los africanos. Senegal esperaba y buscaba con su velocidad liquidar el partido.

Y así fue, en el minuto 60, un pase atrás de Krychowiack quedó largo para los zagueros y corto para el golero, picó Niang que estaba en el costado hablando con el línea sobre lo bien y barato que se come en Rusia, se avivó y con su físico privilegiado (seguro usted está pensando, corrió como que lo siguen los leones, pero no lo voy a poner para que no me tilden de racista y esas cosas) se le anticipó notable al golero de pila de consonantes en su apellido y se fue solito al arco vacío.

Ya le digo que difícilmente se supere un gol con tantos errores, pero gran virtud del delantero por estar atento.

El partido entró en un pozo (creó que nunca salió del pozo), y parecía liquidado, pero Krychowiack metió un tremendo cabezazo y puso el 2 a 1 a los 86′ para darle un poco de emoción a la cosa y salvar un poco la cagada que había hecho.

Después del gol, Polonia casi no la agarró, Senegal la aguantó un poco y se quedó con los 3 puntos. No les dejamos los goles, porque seguro Infantino nos está leyendo y nos cierra la página, que tantos admiradores atrae.

Fue la primera victoria de un africano en el Mundial, porque sin dudas, es un africano de verdad y cantamos:

“SENE SENE SENE SENEGAL”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s